Sanación Energética

A medida que se conoce más de las terapias energéticas, en especial del método de Reiki, se está buscando una manera de incorporar y complementar los tratamientos médicos existentes. Aunque en el pasado se le consideraba como un tratamiento alternativo, en el último tiempo hay médicos que ya lo están utilizando como una herramienta más, en busca del bienestar de sus pacientes. Toda cirugía o procedimiento invasivo, implica un impacto físico mental muy importante, donde pensamos existe más de lo que los medicamentos farmacológicos pueden sanar. Es por esto que en nuestra búsqueda hemos encontrado un gran aporte en las terapias energéticas. Esta propuesta busca armonizar y equilibrar los planos energéticos que se vieron afectados en el paciente, producidos por el estrés vivido antes de tomar la decisión de mejorar o cambiar aquello corporal y estético que le afectaba.

 

¿Qué pasa tras una operación?

Cualquier operación es una gran agresión al cuerpo. Cada agresión genera una baja que desestabiliza y en conjunto con el estrés, los nervios y el dolor, hace que cuesta retomar el equilibrio, por eso en Wam Center después de optar y probar muchas alternativas recurrimos a la Sanación Energética como co-ayudante para retomar nuevamente el equilibrio perdido, recuperarse más rápido, disminuir la inflamación y mejorar el ánimo, ayudando a centrarse y calmar la ansiedad.

 

Es fundamental que esta terapia se inicie entre el sétimo y décimo día post operatorio ya que como ayuda a desintoxicar, se necesita que la persona ya no esté tomando medicamentos para que con la terapia no vayan a perder su efecto.

 

Cada sesión es personal y dura a lo menos 45 minutos. Durante ese tiempo, se realiza una sesión de Sanación Energética y Reiki para equilibrar y armonizar al SER, logrando así ayudar aún más en el bienestar físico, mental y emocional de cada paciente.

 

Sanación Energética, Terapia Física – Mental – Emocional

  • Desintoxica
  • Produce una relajación profunda
  • Libera la energía bloqueada
  • Aporta Energía Vital Curativa
  • Eleva la frecuencia vibratoria del cuerpo
  • Hace presente tu estado de conciencia
  • Permite una adecuada armonía entre el Cuerpo, la Mente y el Espíritu.